"Mi vida por tu libertad"

Prot. MG 003-2015

Obj: Confirmación de nuestra Orden

Inicio Trienio Jubilar y Año de San Pedro Nolasco

 

A TODA LA FAMILIA MERCEDARIA

 

            Damos inicio hoy al Trienio Jubilar con el que nos prepararemos como Familia a vivir el Jubileo de la fundación de nuestra amada Orden Mercedaria. Comienza con el año de san Pedro Nolasco (2015), de nuestra Madre de la Merced (2016) y de Cristo Redentor (2017), como antesala de los cautivos/as que son el rostro más cercano de Cristo que los Mercedarios/as contemplamos en la misión.

 

            Conmemorar es mucho más que celebrar y la nuestra quiere ser una conmemoración que nos remita a los orígenes, a la intuición primera de nuestro Padre San Pedro Nolasco y sus primeros hermanos y hermanas en la misión redentora. Queremos asociar la entrega generosa de nuestro padre, servidor, mensajero y fundador y adelantador (Cf. Prólogo Const. Amerianas 1272) a la oblación Eucarística de Jesús en el altar y hacer memoria agradecida de nuestra identidad en éstos términos: Desde su fundación nuestra Orden siguió a Jesús, haciéndole presente como amigo y redentor entre los cristianos que “en poder de los sarracenos y de otros enemigos del nuestra ley” se hallaban expuestos al peligro de perder la fe; así cumplió la palabra del Evangelio: “El Espíritu del Señor está sobre mí…; por eso me ha enviado para anunciar la libertad a los cautivos”; en ellos supo ver el rostro de Jesucristo que dirá en el juicio: “Estuve en la cárcel y vinisteis a verme”(COM 3a). 

 

            La contemplación de Jesús en el rostro de los cautivos demanda de nosotros una apertura de mente, de corazón y de bolsillo que nos haga permeables al sufrimiento y creativos en el servicio,  contando con todos/as en misión compartida entre religiosos/as y laicos a manera de sinfonía de servicio y hermandad.

 

            Nunca un Magisterio nos desafió tanto y tan insistentemente como el de Papa Francisco a hacernos cargo de lo que nos toca, a no volver la mirada al costado y hacer realidad la visita y la liberación sin eufemismos. Hoy resuenan más profundas las palabras de nuestra Carta Magna, que dice: Surgen hoy en las sociedades humanas nuevas formas de esclavitud social, política y psicológica, que derivan en última instancia de pecado y resultan para la fe de los cristianos tan perniciosas como la esclavitud y cautividad de otros tiempo. Por eso, nuestra Orden se compromete a testimoniar la misma buena nueva de amor y redención que ha hecho presente desde el comienzo de su historia (COM 3b).

 

            Los/as invito pues, a vivir este tiempo en profundo discernimiento en torno a nuestras presencias; a nuestra reorganización para servir mejor; al desafío de presencias que sean “punta de lanza”, para que con estructuras mas leves e itinerantes nos marquen rumbo hacia las cautividades que reclama un gesto significativo. Los/as invito también a sostener la misión con una oración fiel, constante y encarnada que nos permita darle rostro más concreto al Cristo que preside nuestro Templo, nuestra habitación y que cuelga a nuestro pecho.

 

            Agradezco los aportes de la Comisión Pro Jubileo 2018 que viene trabajando desde hace algunos años y ha dado rostro a nuestra fiesta con el logo Jubilar, con la oración oficial y finalmente con el Himno y los subsidios con los que podremos estar más en sintonía de oración y fraternidad. Esperamos que más integrantes de la Familia Mercedaria puedan integrarse próximamente en la organización de esta fiesta que apenas comienza.

 

            Un gozo genuino, expresado en canto y plegaria, es la invitación para este tiempo. El jubileo será júbilo verdadero si sabemos ir más allá de nosotros, de nuestro “pequeño mundito” y centrar nuestra vida en los cautivos, esclavos y perseguidos por Cristo en las nuevas periferias de la libertad.

 

            Dado en Roma a 17 días del mes de enero del año del Señor, a 797 años de la fundación de nuestra Orden y a 780 años de nuestra Confirmación por el Papa Gregorio IX.

 

 

ORACIÓN JUBILAR LA MERCED: 800 AÑOS

 

Madre de la Merced,

que suscitaste en tu servidor Pedro Nolasco

el deseo de imitar a Cristo Redentor,

poniendo su vida al servicio de los más pobres

de entre los pobres, los cautivos;

al prepararnos a celebrar el Jubileo mercedario,

te pedimos que eleves nuestras oraciones al Padre,

fuente de misericordia,

para que seamos capaces de contemplar

la faz de tu Hijo en el rostro de los cautivos de hoy

y ofrezcamos, alegremente, llenos del Espíritu Santo,

nuestras vidas como moneda de rescate

por nuestros hermanos

que viven privados de libertad y sin esperanza

en las nuevas periferias de la cautividad.

Amén.

                             

 

 Fr. Pablo Bernardo Ordoñe, O. de M.

 

Maestro General

 

ENCUENTRE TODOS LOS SUBSIDIOS PARA CELEBRAR EL AÑO DE NOLASCO EN LA GALERÍA DE ARCHIVOS

Comments ()
Miércoles, 07 Enero 2015 12:15

2015 AÑO DE SAN PEDRO NOLASCO

MENSAJE A LA FAMILIA MERCEDARIA

DE LA COMISIÓN PREPARATORIA DEL JUBILEO 2018

 

Roma, 29 de noviembre de 2014

 

A nuestros estimados hermanos de la Orden de La Merced

y Familia Mercedaria:

 

Ya estamos pisando los umbrales de los ochocientos años de nuestra fundación; las ilusiones que veníamos trayendo desde hace algunos años atrás ya comienzan a florecer; los proyectos van madurando en primorosas realidades. Y es que vamos a empezar nuestras celebraciones jubilares este próximo 17 de enero de 2015, a los 780 años de haber recibido la Confirmación Pontificia de nuestra Orden. Como lo indicaba nuestro último Capítulo General celebrado,

 

 

-          El primer año, 2015, lo dedicaremos al Patriarca, el servidor bueno y fiel, san Pedro Nolasco;

-          El segundo año, 2016, lo dedicaremos a nuestra santísima Madre de la Merced;

-          El tercer año, 2017, lo consagraremos a Cristo Redentor.

 

Para finalizar el año 2018 con las celebraciones jubilares en diversas ciudades donde nos encontramos presentes y que han sido fundamentales para la propagación de nuestro Carisma Redentor: Roma, Barcelona y Lima.

 

Hace ya un siglo atrás, Benedicto XV nos expresaba “Pudiendo decirse con verdad de nuestro Instituto Maiorem caritatem nemo habet, ut animam suam ponat quis pro amicis suis – Nadie tiene mayor caridad que el que da la vida por sus amigos. Que nunca os apartásteis de este intento mientras duró aquel vergonzoso estado de esclavitud, lo demuestra claramente la historia, que ha inmortalizado la memoria de muchos de vuestros religiosos”. Aquel aserto del Pontífice, la Orden lo ha seguido realizando en estos últimos cien años.  Prontos a cumplirse los 800 años, podemos afirmar que este carisma ha encontrado causes actuales y comprometidos. Podemos constatar que los mercedarios nos encontramos a gusto con los pobres y los marginados; sean presos, inmigrantes, niños desfavorecidos, mujeres maltratadas, entre otras realidades que atentan contra nuestra fe.

 

Con enorme satisfacción hemos comprobado que en la Orden hay ilusión por el octavo centenario. Los asistentes hemos traído un gran acervo de iniciativas, proyectos en diferentes formas: de programas festivos, culturales, religiosos, vocacionales; de publicaciones, exposiciones, congresos, peregrinaciones y procesiones. Nos ha sorprendido la rica, variada y numerosa participación para el concurso del himno del octavo centenario. Diecisiete compositores han aportado un florilegio de letras y música referentes a nuestro aniversario fundacional; todas ellas muy estimables pero que forzosamente teníamos que ceñirnos a una, la cual hemos presentado al Maestro General.

 

Los invitamos a que se aúnan a este sentimiento de alegría y jubilo, no sólo a razón de iniciar las celebraciones de nuestro octavo centenario, sino sobretodo porque somos depositarios de un carisma siempre vivo e inmarcesible. Que la alegría de nuestra consagración religiosa mercedaria sea un clarísimo signo ante los demás de la presencia del espíritu, siempre actual, de nuestro Padre san Pedro Nolasco.

 

El P. Maestro General y los Religiosos Delegados de la Comisión preparatoria del Jubileo 2018, nos despedimos de cada uno de ustedes unidos en oración por medio de la “Oración jubilar”.

 

DESCARGAR EUCARISTÍA DEL 17 DE ENERO INICIO DEL AÑO DE SAN PEDRO NOLASCO

 

DESCARGAR SUBSIDIOS para los últimos SÁBADOS de cada mes, en la misa con jóvenes o niños, o en momentos de compartir difundiendo Merced en el mundo entero.

 

ENCUENTRE TODOS LOS SUBSIDIOS PARA CELEBRAR EL AÑO DE NOLASCO EN LA GALERÍA DE ARCHIVOS

Comments ()

GANADORA DEL CONCURSO DEL HIMNO DEL JUBILEO 2018: AXANA KULIK.

 

El Maestro General, M.R.P. Fr. Pablo ORDOÑE; O. de M. ha anunciado a toda la Orden que la Señora Axana KULIK (de origen Siberiano, residente en Madrid y miembro de la comunidad laical de la Basílica Hispanoamericana de la Merced - Madrid) ha sido la ganadora del Concurso de Himno Jubilar de la Merced 2018. Felicidades AXANA, y desde ya muchísimas gracias a todos aquellos hermanas y hermanos nuestros que participaron en este concurso a nivel mundial.

 

Los días previos

En la Curia General de la Orden -Roma- del 27 al 30 de noviembre 2014, se celebra el encuentro de la Comisión 2018, preparatoria del Jubileo de la Familia Mercedaria.

Se define estos días, con el asesoramiento de expertos de la facultad de liturgia (Anselmiano de Roma), el Hinmo Jubilar que nos representará a nivel mundial en el Jubileo.

La Merced siempre en movimiento de salida y celebración.

Acompáñanos con tu cercanía, oración y servicio cotidiano a los cautivos/as.

 

MI vida por tu Libertad

Comments ()
Sábado, 29 Noviembre 2014 00:00

MENSAJE DE LA COMISIÓN JUBILEO 2018

MENSAJE

A LA FAMILIA MERCEDARIA

DE LA COMISIÓN PREPARATORIA DEL JUBILEO 2018

 

Roma, 29 de noviembre del 2014

 

A nuestros estimados hermanos de la Orden de La Merced

y Familia Mercedaria:

 

Ya estamos pisando los umbrales de los ochocientos años de nuestra fundación; las ilusiones que veníamos trayendo desde hace algunos años atrás ya comienzan a florecer; los proyectos van madurando en primorosas realidades. Y es que vamos a empezar nuestras celebraciones jubilares este próximo 17 de enero de 2015, a los 780 años de haber recibido la Confirmación Pontificia de nuestra Orden. Como lo indicaba nuestro último Capítulo General celebrado,

 

-          el primer año, 2015, lo dedicaremos al Patriarca, el servidor bueno y fiel, san Pedro Nolasco;

 

-          el segundo año, 2016, lo dedicaremos a nuestra santísima Madre de la Merced;

 

-          el tercer año, 2017, lo consagraremos a Cristo Redentor,

 

para finalizar el año 2018 con las celebraciones jubilares en diversas ciudades donde nos encontramos presentes y que han sido fundamentales para la propagación de nuestro Carisma Redentor: Roma, Barcelona y Lima.

 

Hace ya un siglo atrás, Benedicto XV nos expresaba “Pudiendo decirse con verdad de nuestro Instituto Maiorem caritatem nemo habet, ut animam suam ponat quis pro amicis suis – Nadie tiene mayor caridad que el que da la vida por sus amigos. Que nunca os apartásteis de este intento mientras duró aquel vergonzoso estado de esclavitud, lo demuestra claramente la historia, que ha inmortalizado la memoria de muchos de vuestros religiosos”. Aquel aserto del Pontífice, la Orden lo ha seguido realizando en estos últimos cien años.  Prontos a cumplirse los 800 años, podemos afirmar que este carisma ha encontrado causes actuales y comprometidos. Podemos constatar que los mercedarios nos encontramos a gusto con los pobres y los marginados; sean presos, inmigrantes, niños desfavorecidos, mujeres maltratadas, entre otras realidades que atentan contra nuestra fe.

 

Con enorme satisfacción hemos comprobado que en la Orden hay ilusión por el octavo centenario. Los asistentes hemos traído un gran acervo de iniciativas, proyectos en diferentes formas: de programas festivos, culturales, religiosos, vocacionales; de publicaciones, exposiciones, congresos, peregrinaciones y procesiones. Nos ha sorprendido la rica, variada y numerosa participación para el concurso del himno del octavo centenario. Diecisiete compositores han aportado un florilegio de letras y música referentes a nuestro aniversario fundacional; todas ellas muy estimables pero que forzosamente teníamos que ceñirnos a una, la cual hemos presentado al Maestro General.

 

Los invitamos a que se aúnan a este sentimiento de alegría y jubilo, no sólo a razón de iniciar las celebraciones de nuestro octavo centenario, sino sobre todo porque somos depositarios de un carisma siempre vivo e inmarcesible. Que la alegría de nuestra consagración religiosa mercedaria sea un clarísimo signo ante los demás de la presencia del espíritu, siempre actual, de nuestro Padre san Pedro Nolasco.

 

El P. Maestro General y los Religiosos Delegados de la Comisión preparatoria del Jubileo 2018, nos despedimos de cada uno de ustedes por medio de la “Oración jubilar”.

 

 

LA MERCED: 800 AÑOS

 

Madre de la Merced,

que suscitaste en tu servidor Pedro Nolasco

el deseo de imitar a Cristo Redentor,

poniendo su vida al servicio de los más pobres

de entre los pobres, los cautivos;

al prepararnos a celebrar el Jubileo mercedario,

te pedimos que eleves nuestras oraciones al Padre,

fuente de misericordia,

para que seamos capaces de contemplar

la faz de tu Hijo en el rostro de los cautivos de hoy

y ofrezcamos, alegremente, llenos del Espíritu Santo,

nuestras vidas como moneda de rescate

por nuestros hermanos

que viven privados de libertad y sin esperanza

en las nuevas periferias de la cautividad.

 

Amén.

Comments ()

"Mi vida por tu libertad"

SALUDO DE APERTURA

IVº Congreso Internacional de Pastoral Mercedaria

Córdoba, Argentina – 8 al 11 de octubre 2014

 

Muy apreciados/as hermanos y hermanas presentes:

           

Comparto un cordial saludo y bendición a los participantes en el IV° Congreso Internacional de Pastoral Mercedaria de “Niñez y Adolescencia en Riesgo Social, que tendrá como lema: "Vulnerabilidades en juego: desde el riesgo a la inclusión” y que se enmarca en la celebración ya próxima del VIIIº Centenario de la fundación de la Orden de la Merced (1218 – 2018).

 

GRACIAS a la  Provincia Mercedaria  Argentina y a la Congregación de Hermanas Mercedarias del Niño Jesús. Gracias  al nutrido equipo de laicos/as mercedarios/as, que nos reciben con los brazos abiertos en la ciudad de Córdoba (Argentina). Agradecemos de corazón al padre Provincial Fr. Carlos Alberto Gómez, O. de M. y a la Madre General de las Hnas. Mercedarias del Niño Jesús, Hna. Siomara Garro y a sus respectivos consejos.

 

COMO UN TRAMO EN EL CAMINO, este  Congreso  que dejamos inaugurado hoy, se suma a la secuencia de 5 Congresos internacionales de Pastoral organizados por la Orden de la Merced en 2010 – 2016. Celebrados en Puebla (México), Santiago de Chile y Aparecida (Brasil) con temáticas impregnadas de identidad liberadora, conforme al Carisma que nos legó nuestro Padre fundador san Pedro Nolasco: La Cárcel y sus retos / La Merced en el ámbito educativo / La evangelización Liberadora desde las Parroquias. Y seguirá el 2015 en Madrid, con la compleja realidad de los/as Migrantes, el tráfico y trata de personas en la misión Mercedaria. 

 

CONVERGENCIA es la palabra que me nace cuando Papa Francisco expresa en Evangelii Gaudiun nº 2: “El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien”.

 

La Orden y Familia Mercedaria acoge la invitación y el programa pastoral de Papa Francisco suscitando, alimentando y sosteniendo espacios redentores/liberadores de CONVERGENCIA a favor de los cautivos/as cuya libertad está amenazada. Lo hacemos  proponiendo un ámbito internacional, inter-institucional, inter-congregacional, de riqueza inter confesional que tiene como eje la misión liberadora. Desde este espacio de conferencias, diálogo y visibilización de compromisos, queremos renovar la decisión de salir a las periferias geográficas y existenciales de la niñez y la adolescencia en riesgo.  Queremos también ensayar maneras creativas, audaces y abiertas de caminar al lado de las víctimas. No buscamos  caer en la búsqueda de soluciones  mesiánicas o  narcisistas, que nos encierren en nosotros mismos .  Anhelamos abrir el corazón a la dinámica del don personal y gratuito en favor de los más pequeños, porque como decía Jesús: La niña no está muerta , solo duerme…¡(Lc.8,52) Con esta certeza convocamos a todos/as,  a seguir curando, levantando, sosteniendo y poniendo de pie a tantos y tantas heridos/as del camino. 

 

La dinámica organizativa de este Congreso, es expresión de la manera en que nos pensamos , nos soñamos y nos visionamos juntos/as en servicio que llega al extremo de la donación total. Tenemos todos/as como eje troncal, un voto llamado de Redención, que supone de donación de la propia vida en el servicio redentor en  favor de aquellos/as que están en peligro de perder fe y  dignidad, en las nuevas y solapadas formas de esclavitud. Esto no es el anhelo de epopeyas románticas, sino la exigencia de caminar diariamente en el descampado terreno de lo desconocido y peligroso que supone riesgo verdadero. No asumir el desafío de embarrarnos en el dolor de tantos/as, puede hacernos vivir un cristianismo de laboratorio. Lo nuestro es tocar, besar, oler y abrazar tantos rostros  desfigurados de niñas/os víctimas del paco (o droga de los pobres, como se dice en otros países), el rostro de las niñas robadas de las faldas de su madre para ser víctima de trabajo esclavo o de trabajo sexual. Los rostros de niños y adolescentes a los que se les roba la escolaridad o la posibilidad de tener un techo y un plato de comida cada día. Por ellos/as, la Merced debe crecer, consolidarse y arriesgar la vida, sin eufemismos y de verdad.

 

Estamos hoy religiosos, religiosas y laicos de los 5 continentes y de 10 Institutos que integran la Familia Mercedaria Mundial. Como un regalo especial del Señor y Nuestra Madre de la Merced, contamos estos días con la cálida y enriquecedora presencia de los Superiores y Superioras Generales de casi todos los Institutos y Congregaciones que integran la Familia Mercedaria en el mundo. También están presente algunos Superiores Provinciales y Consejeros de Pastoral de las distintas Provincias e Institutos. Ellos son garantes de dar continuidad a las iniciativas a favor de los cautivos y cautivas que aquí surjan.

 

Para concluir, los y las invito a dejar que el Espíritu Santo nos cuestione, desarme nuestros  planes,  y nos ayude a pensar y acordar maneras de salir a la calle,  curar a los caídos con coraje de padres y madres atravesados por la esperanza hecha gesto.

 

Muchas gracias y buen Congreso.

 

Fr. Pablo Bernardo Ordoñe, O. de M.

 

Maestro General

Comments ()
Martes, 30 Septiembre 2014 00:00

ORACIÓN DEL JUBILEO MERCEDARIO 2018

Roma, 30 de setiembre del 2014

 ORACIÓN: JUBILEO MERCEDARIO 2018

Superiores Provinciales,

Delegados de la Comisión 2018,

Religiosas de la Orden de la Merced,

Familia Mercedaria.

Presente.-

Alégrense, Familia mercedaria!.

Con estas palabras que nos permiten recordar el saludo de los integrantes de la Comisión preparatoria del Jubileo Mercedario 2018, reitero mis saludos a todos ustedes protagonistas del ser y quehacer mercedario en estos tiempos venideros.

En primer lugar, mi acción de gracias a Dios por todos los dones que nos ofrece cada día, en la persona de cada uno de ustedes que en “espíritu redentor”, “fidelidad responsable” y “perseverancia creativa”, continúan comunicando el evangelio a todas las personas que viven en situaciones emergentes en búsqueda de amor, unidad, justicia, libertad y paz.

En segundo lugar, les doy la buena noticia sobre todo lo acontecido acerca de la «Campaña de la Oración Jubilar 2018». Bien sabemos, que la Campaña en mención se desarrolló durante los tiempos establecidos en el año 2013; de tal manera, que al momento de las decisiones fue declarado “desierto”. Así pues, el Gobierno general asumiendo la responsabilidad, según las bases del Concurso, en reunión con el P. Fr. Pablo Ordoñe Borges, Maestro General, tuvo a bien designar al P. Fr. Enrique Mora Gonzáles, religioso de la Provincia Mercedaria de Castilla, para que redactara dicha oración. Después de un tiempo de discernimiento y creatividad a la luz de lo que se había requerido en el Concurso, la respectiva oración llegó a  nuestras manos; por el cual, agradecemos al P. Enrique su aporte e inspiración; así como nuestro agradecimiento a los religiosos de las diversas Provincias que nos ayudaron a definir las respectivas traducciones que a continuación les presentamos.

Por tal motivo, unidos en oración por todo lo que va aconteciendo en nuestra Orden, presentamos a toda la Orden y Familia Mercedaria la ORACIÓN DEL JUBILEO MERCEDARIO 2018, para su respectiva difusión, uso y divulgación en todos los lugares, eventos y publicaciones que se realicen para seguir consolidando nuestras actividades hacia la celebración de los 800 años de fundación.

Que Cristo Redentor, Nuestra Madre de la Merced y san Pedro Nolasco, los acompañen siempre en los aerópagos redentores de estos tiempos nuevos.

Con espíritu mercedario, júbilo y gozo, me despido de cada uno de ustedes.

Atentamente:

Juan Carlos Saavedra Lucho, O. de M.

Coordinador

 

ANEXOOración Jubileo Mercedario 2018 en versión: española, latina, italiana, francesa, inglesa y portuguesa.

ORACIÓN JUBILAR

LA MERCED: 800 AÑOS

Madre de la Merced,

que suscitaste en tu servidor Pedro Nolasco

el deseo de imitar a Cristo Redentor,

poniendo su vida al servicio de los más pobres

de entre los pobres, los cautivos;

al prepararnos a celebrar el Jubileo mercedario,

te pedimos que eleves nuestras oraciones al Padre,

fuente de misericordia,

para que seamos capaces de contemplar

la faz de tu Hijo en el rostro de los cautivos de hoy

y ofrezcamos, alegremente, llenos del Espíritu Santo,

nuestras vidas como moneda de rescate

por nuestros hermanos

que viven privados de libertad y sin esperanza

en las nuevas periferias de la cautividad.

Amén.

ORACIÓN JUBILAR

LA MERCED: 800 AÑOS

Mater de Mercede,

quae tantam cupiditatem Christo Redemptori imitandi,

in servo tuo Petro Nolasco suscitasti

ut vitam suam in servitium pauperrimis

pauperum captivis daret;

cum ad celebrandum mercedarium Iubileum nos paramus,

tibi rogamus quod nostras deprecationes ad Patrem

fontem misericordiae attollas

ut Filii tui vultum in hodiernorum captivorum vultu

contemplare possimus,

plenique Sancto Spiritu,

vitas nostras sicut redemptionis nummum

pro fratribus nostris

qui orbati libertate et sine spe

in nova captivitatis peripheria vivunt

laete offeramus.

Amen.

PREGHIERA PER IL GIUBILEO

LA MERCEDE: 800 ANNI

Madre della Mercede,

Tu che hai suscitato nel tuo servo Pietro Nolasco

il desiderio di imitare Cristo Redentore,

mettendo la sua vita al servizio dei più poveri

tra i poveri, gli schiavi;

nel prepararci a celebrare il Giubileo mercedario,

ti chiediamo di elevare le nostre preghiere al Padre,

fonte di misericordia,

affinché ci conceda la capacità di contemplare

il volto del tuo Figlio nel volto dei prigionieri di oggi

e di offrire, con gioia, e pieni di Spirito Santo,

la nostra vita come moneta di riscatto

per i nostri fratelli

che vivono privati di libertà e senza speranza

nelle nuove periferie della schiavitù.

Amen.

PRIERE JUBILAIRE LA MERCI: 800 ANS

 

Mère de la Merci,

tu as suscité ton serviteur Pierre Nolasque

le désir d’imiter le Christ Rédempteur,

en mettant sa vie au service des plus pauvres

parmi les pauvres, les captifs;

en nous préparant pour célébrer le Jubilée mercédaire,

nous te demandons d’élever nos prières au Père,

source de miséricorde,

afin de nous rendre capables de contempler

la face de ton Fils dans les captifs d’aujourd’hui.

Fais que nous puissions offrir avec joie et pleins d’Esprit Saint

nos vies comme monnaie de rachat

pour nos frères

qui vivent privés de liberté et sans espoir

dans les nouvelles péripheries de la captivité.

Amen.

JUBILEE PRAYER

‘LA MERCED’: 800 YEARS

Mother of Mercy,

who aroused in your servant Peter Nolasco

the desire to imitate Christ the Redeemer,

dedicating his life to the service of the poorest

among the poor, the captives;

in preparing ourselves to celebrate the Mercedarian Jubilee,

we ask you to raise our prayers to the Father,

the source of mercy,

so that we may be able to contemplate

the face of your Son in the face of the captives of today

and offer joyfully, filled with the Holy Spirit,

our lives as the coin of redemption

for our brothers

who live deprived of freedom without hope

in the new peripheries of captivity.

Amen.

ORACÃO PARA O JUBILEU

MERCEDÁRIOS: 800 ANOS

Mãe das Mercês,

que despertaste em teu servo Pedro Nolasco

o desejo de imitar o Cristo Redentor,

dedicando sua vida ao serviço dos mais pobres

entre os pobres, os cativos;

ao preparar-nos para celebrar o Jubileu Mercedário,

pedimos-te para elevar as nossas orações ao Pai,

a fonte de misericórdia,

para que sejamos capazes de contemplar

o rosto de teu Filho no rosto dos cativos de hoje

e oferecer alegremente, repletos do Espírito Santo,

nossas vidas como a moeda de resgate

pelo nossos irmãos

que vivem privados de liberdade e sem esperança

nas novas periferias de cativeiro.

Amen.

Comments ()